24 Horas resistencia Montmeló 1999

Las 24 horas de resistencia de automovilismo en Montmeló aparecieron en el calendario en 1998 y acudimos como espectadores con la idea de competir en la siguiente edición

Y esta es nuestra primera participación en la prueba, que al final se ha convertido en un clásico del calendario. A bordo de un precioso BMW 2002 Ti, luchamos por la categoría de clásicos en lo que fue su 2º y último año en la prueba. Terminamos lejos de los puestos de cabeza, pagando lógicamente la inexperiencia en este tipo de prueba, pero disfrutamos como «animales». Como anécdota anotar que la marca hyundai montó un equipo con jóvenes pilotos con nombres tales como Fernando Alonso y Antonio García ¿os suenan?. Por lo menos podemos presumir que hemos competido contra un campeón del mundo de F1 🙂

cartel 24 horas de resistencia de Montmelo
24 horas resistencia
Cartel 24 horas 1999
Viernes 24/09/1999

Nos presentamos en el circuito aproximadamente a las 9:00 AM. Después de los trámites habituales de recogida de pases etc.. y de organizar un poco todos los temas, nuestro  coche llegó DIRECTAMENTE DEL TALLER, eso quiere decir que no habíamos tenido tiempo de probarlo.

Organizamos el Box, montamos todo el tema del «VIP VILLAGE» :-), que compartíamos con el equipo de AUTO EQUIP, pero organizado por nosotros, le pusimos las pegatinas de los sponsors al coche y nos fuimos a las verificaciones, en las que nos pusieron algún problemilla pero nada que no pudiéramos solucionar.

El motor no sonaba demasiado bien, pero una buena puesta puesta punto por parte de nuestro mecánico David y alguna ayudilla de miembros de otros equipos conseguimos que el motor sonase mejor para los entrenos.

Salimos a los entrenos libres que se disputaban de 17:00 a 17:45 y parecía que el coche medio funcionaba y como estábamos haciéndole rodaje no lo pasábamos de 4.500 r.p.m. pero salían tiempos «decentes».

En los cronometrados conservando la mecánica consiguió rodar en 1:38’5, lo que nos daba la posición 30 en la parrilla de salida, atrás pero el coche funcionaba

En los entrenos nocturnos era obligado que cada uno de los pilotos diera como mínimo 2 vueltas al circuito, nosotros hicimos 4 cada uno para comprobar que conducir por la noche en el circuito era casi como conducir de día, y guardamos el coche para conservarlo.

Nos fuimos a dormir (el que pudo) con los nervios a flor de piel, y rezando para poder realizar aunque fuera un relevo cada uno de los pilotos.

Sábado 25/09/1999

Por fin el gran momento, llega la hora de la verdad, y seguimos rezando para que el coche funcione, le hemos montado unas pastillas de frenos nuevas, que según nos dijeron tenían que durar toda la carrera pero luego comprobareis que no fue así.

SALIDA, pendientes de que no se produzca ningún incidente en la frenada de final de recta, quizás el punto mas conflictivo con 35 coches en pista, pero supongo que todo el mundo era consciente de que se trataba de 24 horas de carrera y no merecía la pena jugárselo todo en la primera curva.

Se hace el primer relevo normalmente, Pep le entrega el coche a Albert en perfectas condiciones, nuestra estrategia era repostar cada dos relevos, pero cuando Albert lleva 15 minutos de carrera no pasa por la línea de meta, nos avisan de que el coche está tirado al final de recta «CON EL MOTOR REVENTADO», las 24 horas habían acabado para nosotros… nos traen el coche con la grúa y Albert dice directamente que lo lleven a la gasolinera a repostar que «NO TENIA GASOLINA» y eso que era gratis :-)), el coche después de repostar arranca normalmente y nuestro mecánico ve que hay un tubo del recuperador que estaba suelto y perdíamos gasolina, a partir de este momento repostamos cada vez que hacemos el relevo, eso quiere decir que aproximadamente cada 45 vueltas teníamos que hacer el relevo para minimizar las paradas. El 3er relevo lo hace Carlos, sin incidentes y le entrega el coche a Gabi que fue el que marcó la vuelta rápida de carrera con 1:37,5.

De nuevo toma el relevo Pep, que se queda tirado otra vez al final de recta, nos vuelven a traer el coche con grúa y desde la zona del Box al repostaje empujando. Nuestro mecánico no sabe lo que pasa y no entiende como el motor se ha parado de buenas a primera, pensamos que es la batería, pero no tiene demasiado sentido, la cambiamos y efectivamente no era eso, cambiamos el motor de arranque, que estaba roto, suponemos que de intentar arrancarlo, y al final descubrimos la avería «LA BOMBA DE GASOLINA», unos golpecitos mágicos y volvió a funcionar toda la carrera, a todo esto el equipo de los IAIOS TEAM ganadores de la categoría hicieron lo imposible por conseguirnos una bomba, por si acaso, que no se de donde la sacaron pero nos la trajeron.

Detectamos en las paradas que la barra estabilizadora estaba medio suelta, pero esperaríamos para quitarla todo lo que pudiéramos para no perder mas tiempo.

También teníamos problemas con el pedal del acelerador que no iba demasiado fino que digamos.

Domingo 26/09/1999
A las 00:30 las maravillosas pastillas de frenos que tenían que durar toda la carrera solo duraron 12 horas, y NO TENIAMOS MAS, solamente unas que desmontamos de unos brazos que nos prestó Pierre Cassagne, pero que solo nos durarían 2 ó 3 horas como máximo, vuelta a la carga a localizar unas pastillas, suerte que uno de los camiones de asistencia tenían en la tienda en Barcelona con lo que fueron a buscarlas y nos las trajeron al cabo de 2 horas, así que teníamos que cambiar unas pastillas y luego las otras, mas tiempo en Boxes, Carlos con todo el cuidado del mundo hizo el relevo esperando que en la pizarra le marcaran BOX para entrar a cambiar las pastillas, ya que si se rayaban los discos ya podíamos decir adiós. La llegada de las pastillas coincidió con el relevo, y ya aprovechamos para quitar la barra estabilizadora que la perdíamos por momentos.

La clasificación en nuestra categoría rondaba todo el rato la 3ª posición que perdimos definitivamente cuando nos pusieron una penalización de 2 vueltas por circular a 67 Km/h por le Pit Lane y cuando a las 8 de la mañana aproximadamente se revienta un neumático al final de recta. El tiempo que perdimos fue muchísimo ya que entre que te arrastran, aprovechar para repostar, y llevas el coche empujando porque no arranca es demasiado para recuperar y demasiada mala suerte. Cambiamos la rueda y pudimos poner el coche en marcha a base de paciencia y cruzar los dedos.

Cuando Gabi acaba su relevo comenta que coche no tira nada, no me extraña estaba totalmente fuera de tiempo, así que lo que hicimos fue cambiar las bujías por lo menos hacer algo, quedaba poco tiempo para acabar la carrera y no lo podíamos hacer así.

Entra el último piloto para hacer el relevo y el coche ya no se pone en marcha, esta vez es el cable del acelerador que está CASI ROTO, un apaño para acabar y listo lo conseguimos FINALIZAMOS LAS 24 HORAS al final los 24 de la clasificación general y 4os. de nuestra categoría, cuando el vienes rezábamos para hacer un relevo cada uno…

Galería 24 horas 1999
Carlos Cava Gabi Carlos anima Gabi Carlos solo dentro Coches en fila Gabi cava Carlos BMW-noche